miércoles, 25 de noviembre de 2009

OPERACIÓN BLANCA NAVIDAD

Por el nombre y las fechas en la que nos encontramos, dicha operación podría tratarse de una campaña de recogida de alimentos, de ropa o de juguetes para hacer felices durante unos días a niños sin hogar, actos estos que tanto gustan a nuestros políticos de medio pelo quienes aprovechando estos días de esparcimiento y buenas intenciones-aunque ellos no las tengan nunca-, se fotografían delante de las puertas de los hospicios, los hospitales o las residencias de ancianos intentando arrebañar algún que otro voto entre la mariscada de navidad y la de el día de fin de año. Pero no, esta operación llamada blanca navidad, no tiene nada de buena intención, ni de filantropía hacía los más necesitados, sino que se trata de un mezquino y xenófogo juego de palabras llevada a cabo por una serie de individuos dedicados a la política en el norte de Italia.

Hablemos del asunto, la localidad donde acontece este triste acto de racismo es el municipio de Coccaglio, en la provincia de Brescia, dentro de la región de Lombardia- en la zona central del norte del país-, una ciudad de unos 7000 habitantes, donde más de 1500 son inmigrantes. Resulta que ahora el “bueno” del alcalde de la localidad lombarda quiere que estos sean desalojados -por las buenas o por las malas-, antes de la señalada fecha del día 25 de diciembre de este año, por supuesto el día escogido por este esperpento de persona que hace las funciones de alcalde no ha sido elegido al azar, ya que según sus propias declaraciones el día en si corresponde a una fecha importante para los católicos, pero de ninguna importancia para los islámicos. Lo que él no dice y no lo dice porque lo ignora es que no todos estos inmigrantes de los que el se quiere deshacer como si fueran simples envoltorios de polvorones son de religión musulmana sino que también los hay católicos, aunque sinceramente que quieren que les diga, el tema de la fecha es lo de menos y a mi humilde modo de ver se esta usando a modo de cortina de humo, pues lo importante son los hechos no las fechas, y un tirano o un verdugo lo es igual el día de navidad que el día de San Juan Nepomuceno.

Lo que ya no tiene perdón es el nombre que le han dado a la operación, con un claro acento racista y xenófogo, pues es una clara alusión al color de piel de la mayoría de los futuros deportados, los cuales provienen en su mayoría de Albania y de Marruecos, ya son varios los medios de comunicación de nivel internacional los que denominan a este alcalde como de nazi, y tal vez no sean adjetivos subidos de tono, ya que el partido que controla la zona es una coalición de la Liga Norte- de la extrema derecha-, junto con el partido de El Pueblo de la Libertad de Silvio Berlusconi -después de esto poco más hay que añadir-.

Lo peor de todo es que este no sera un caso aislado, pues se teme que si la operación sigue adelante, que seguirá -pues lo único necesario para que el asunto salga adelante además de que el ayuntamiento lo denuncie es que lo apoye y confirme el partido que gobierna el país, y ese no es otro que el de ya nombrado Berlusconi, que va de la mano con los fascistas de la Liga Norte-, es que otras localidades cercanas se suban al carro de la expulsión a diestro y siniestro. Ya ven que en todas las casas se cuecen habas, lo que pasa es que en algunas casas las ollas son más grandes y lo peor de todo es que parece que algunos tiene aún campos y campos de habas por recolectar. Asique si no cambia la historia, el día de navidad mientras unos leen en los periódicos o ven en los telediarios las noticias de los niños disfrutando de los regalos que han recibido durante la noche anterior, otros estaremos pendientes de la suerte que van a correr más de 1500 personas en una localidad del norte de Italia.

Así es la vieja Europa, donde mientras unos países luchan por conseguir acuerdos para respetar los derechos humanos de todas las personas que se encuentran en suelo comunitario, otros se dedican a apalear con sus propias manos esos derechos, realizando declaraciones y creando operaciones que rozan la ilegalidad, aunque esta palabra para personas de pútridas entrañas y de estériles agallas como Berlusconi y sus secuaces no signifique nada, solo espero que la vida coloque a cada uno en su lugar, que esta gentuza que se ha dedicado y que se dedica en cuerpo y alma a lo largo de toda su vida a hacerse rico y popular robando a manos llenas y a hundir en la miseria a los más débiles, solo por el hecho de disfrutar del sufrimiento ajeno, sufran en algún momento de su vida el peor de los horrores, sea el que sea, solo así la gente de bien podrá dormir algún día un poco más tranquilo.

2 comentarios:

  1. ¿Tiene esto cierto tufillo al exterminio nazi (salvando las distancias) o me lo parece? El fondo, al menos, ¿no es el mismo?

    Luego hablan de 'memoria histórica', cuando deberían decir 'memoria reciente', 'desfachatez de hoy' y 'vergüenza de mañana'. Que Dios les pille confesáos.

    ResponderEliminar
  2. Esta gente no tiene ni ideología ni pensamiento. Simplemente se amparan en algo que han oído o han visto muy de lejos y que seguramente les cause la sensación de que "eso mola". Y si toda esta clase de seres humanos hubieran nacido donde la gente a la que quieren tratar como a perros y viceversa? Cada uno tiene lo que se merece y ellos como católicos deberían pensarlo, ya que será en esta vida o en la otra....

    Gran artículo amigo Edu....

    ResponderEliminar