miércoles, 2 de mayo de 2012

OTRO PRINCIPIO DE INCERTIDUMBRE.


Como todo en la vida, deberíamos comenzar por el principio, que es hacer las cosas como debemos. Lo cierto, o lo problemático en la situación que vivimos hoy, nosotros y mucha más gente afectada por la mal llamada crisis económica internacional, pues más que una crisis es una estafa, una estafa creada por esos mismos que ahora salen a la palestra a defendernos contra el Banco Central Europeo, o las agencias que se dedican a subírnos la prima y a mentarnos la madre a partes iguales, que es en lo que andamos ahora.

El caso, es que ese principio que propongo, sufre un cambio, cuando leo las noticias de los periódicos españoles, y aún peor cuando hecho a mi faltriquera diarios de otros países europeos, donde se ve mejor y más objetiva las políticas españolas, cosas que desde ciertos medios de la vieja España, es imposible, tanto que es hasta insultante, para el oyente, lector o televidente, que no esta afilado a uno u otro partido político, que es lo que se lleva ahora para trabajar en prensa, pues, no vale lo bueno que seas, las notas que hayas tenido durante tu formación universitaria, ni los idiomas que hables, lo importante es tu ideología, y cuanto más radical mejor que mejor, y de paso, si con la entrega del curriculum, mandas una fotocopia de tu carnet de afiliado a uno de los dos partidos, pues miel sobre hojuelas.

Vayamos al grano, cuando hablamos de incertidumbre a secas, nos referimos a un termino muy español, durante toda la historia de nuestro país si hay alguna palabra que la pueda describir a la perfección es esa palabra: INCERTIDUMBRE, por lo menos en los últimos quinientos años.

La Real Academia de la Lengua Española, dice así. Incertidumbre: Falta de certidumbre. Sin más, lo cual nos lleva a buscar la palabra certidumbre. A ella, se refiere el diccionario de la R.A.E, con lo siguiente.
Certidumbre: (Del lat. Certitûdo, Inis).
1.- Certeza. (Conocimiento seguro y claro de algo).
2.- ant. Obligación de cumplir algo.
Y en cuanto al Principio de Incertidumbre, todo cambió un día de 1927, cuando el físico Werner Heisenberg, especialista en mecánica cuántica, formuló la teoría con este mismo nombre. Este principio establece la imposibilidad de que determinados pares de magnitudes físicas sean conocidas con precisión arbitraria. Sucintamente, afirma que no se puede determinar, en términos de la física clásica, simultáneamente y con precisión arbitraria, ciertos pares de variables físicas, como son, por ejemplo, la posición y el momento lineal-cantidad de movimiento-, de un objeto dado. En otras palabras, cuanta mayor certeza se busca en determinar la posición de una partícula, menos se conoce su cantidad de movimiento lineal y, por tanto, velocidad. Esto implica que las partículas, en su movimiento, no tienen asociada una trayectoria definida como lo tienen en la física newtoniana.

Hablando en plata, cuanto más te centras en mejorar o en intentar suavizar una situación, pierdes de vista, y dejas de valorar la cantidad de elementos secundarios o cercanos que te afectan, de forma intrínseca, primordial y necesaria. Hay veces, acabando lo dicho, en que cuando la realidad te ahoga, cuando la sociedad se angustia en sobre manera, no viene mal buscar la parte positiva, y reírse a la cara de los problemas. Tal vez solo sea un principio de incertidumbre, pero es un un principio. Tan valido como cualquier otro.

En nuestra historia hay muchos principios de incertidumbre, tantos que en alguna ocasión, se han solapado unos sobre otros, principio de incertidumbre sobre principio de incertidumbre, haciendo que no se vea la luz al final del túnel, ni a lo lejos tan siquiera, esa es una de las situaciones actuales, tan grande son los principios y las incertidumbres que nos rodean, que nos asolan, que nos llevan a la desesperación, al miedo al futuro y al odio a la humanidad, que son más grandes los monstruos que las esperanzas. De eso se valen los gobernantes, del miedo para dominar a las masas, y no hay mejor medicina para eso que la lucha, pero sobre todo el humor.

En eso somos los primeros en el mundo, los mejores, en reírnos de nuestras propias necesidades, de nuestras desgracias, no ha habido principios de incertidumbre, o incertidumbres a secas, por muy grandes y agrias, que no hayan tenido su contestación en forma de humor, esa es nuestro antídoto, nuestra cura, para que durante estos años no nos hayamos ido por el sumidero, o por lo menos no del todo. Pues en España, todo hasta lo más trágico, acaba en chirigota gaditana.

Por ello, les invito a seguir esta publicación, en primer momento quincenal, donde se darán cita, tanto cuantos clásicos llevados a la moderna España, como las nuevas fábulas de nuestra sociedad, lo que es en fin, las antiguas coplas-ya saben esa de con las bombas que tiran los fanfarrones, se hacen las gaditanas tirabuzones-, las siempre presentes y ya nombradas chirigotas y el humor gráfico. En fin, convertir el dolor y la tensión en risas y cachondeo. Algo tan español que duele.

Por eso, si les apetece sacarle la parte buena a la cascada de malas noticias, les invito a disfrutar de esta nueva página, de forma quincenal.
http://cuentoschinosespanoles.blogspot.fr/


No hay comentarios:

Publicar un comentario